2017

Pinchame

Pinchame
Pinchame

sábado, 26 de noviembre de 2011

Mi tributo a Klaus Nomi

Mi tributo a Klaus Nomi… guardo con mucho cariño sus discos, tanto como los de Elvis Presley o mis queridos The Beatles, cuando entremos en la década de los 80´s podréis escuchar algún tema estupendo de este gran cantante…


PodCinema_mini





PodCinema

Tuvo una corta trayectoria musical la cual concluyó con su fallecimiento el 6 de agosto de 1983 a consecuencia del sida, convirtiéndose en uno de los primeros famosos en morir a causa de la enfermedad, en una época en donde se creía que era la plaga de la comunidad gay y se conocía muy poca información sobre esta.12 Nomi murió a los 39 años, abandonado durante sus últimos días de vida por la mayoría de sus amistades cercanas y asociados.3 Sus cenizas fueron esparcidas en Nueva York, de acuerdo a su expreso deseo.17 Joey Arias relató los últimos días de Nomi:

«Los doctores me obligaron a utilizar un traje de plástico cuando lo visité. Tenía prohibido toparle. Después de unas pocas semanas parecía haber mejorado. Tenía la fortaleza para caminar. Entonces abandonó el hospital y se fue a su casa. Su mánager le hizo firmar todos los papeles, como que si su vida valiera quinientos dólares. Desarrolló kaposis (un tipo de lesión asociada con el sarcoma de kaposi, que es una forma extraña de cáncer de piel relacionada con el sida), y empezó a tomar interferón. Eso le afectó terriblemente. Tenía marcas en todo su cuerpo y sus ojos tenían hendiduras púrpuras. Era como si alguien lo estuviera destruyendo. Solía hacer gracia de eso y decía, ‘ahora llámenme el Nomi de puntos’. Después realmente se debilitó y lo llevamos de urgencia al hospital. No podía ingerir alimentos por días porque tenía cáncer estomacal. Luego le brotó herpes por todo su cuerpo. Se convirtió en un monstruo. Me dolía tanto verlo. Hablé con él la noche del 5 de agosto y me dijo, ‘¿Joey y ahora qué hago? Ya no me quieren más en el hospital. Ya me desconectaron de todas las máquinas. Tengo que parar todo esto porque no estoy mejorando’. Tuve un sueño de que Klaus se mejoraba y cantaba nuevamente, sólo que esta vez un poco deformado, así que ahora tenía que estar detrás de una pantalla o algo. Le dije, ‘Ahora tú serás el fantasma de la ópera’. Haremos presentaciones juntos y me respondió, ‘Sí, posiblemente’. Pero Klaus murió esa noche mientras dormía.»

2 comentarios:

  1. Pues sí, estremece leer el testimonio, pero en cierto modo no era una enfermedad conocida y tomaron sus precauciones… las medidas fueron tratarle como un perro… lamentable.

    En la película Philadelphia del director Jonathan Demme, tenemos otro caso tremendo…

    Un saludo Jesús.

    ResponderEliminar